Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies. ACEPTAR

EL BLOG DE TU ESTILO DE VIDA

En nuestro blog encontrarás recomendaciones, ejercicios, rutinas, novedades y mucho más para ponerte en forma cuidando tu salud

Hernia Discal. Conoce los diferentes tipos

Post de FaWellness |

imagen blog FaWellness | Hernia Discal. Conoce los diferentes tipos

Bajo el efecto de la presión axial (fuerza que actúa directamente sobre el centro), la sustancia del núcleo pulposo puede fluir en distintas direcciones. 

Si las fibras del anillo fibroso son todavía resistentes, la hiperpresión puede acarrear el hundimiento de las mesetas vertebrales, lo que la convertiría en una hernia intraesponjosa (Fig 1).

Sin embargo, estudios recientes han demostrado que a partir de los 25 años, las fibras del anillo fibroso empiezan a degenerarse, pudiéndose producir desgarros infrafasciculares entre sus diferentes capas, entonces bajo la presión axial, la sustancia del núcleo podría pasar a través de las fibras del anillo fibroso (Fig 2).

Estas fugas de sustancia nuclear pueden ser concéntricas, aunque a menudo son radiales. Las fugas anteriores son las más raras, en cambio, las posteriores son muy frecuentes, sobretodo en sentido posterolateral.

De este modo, cuando el disco se aplasta (Fig.3),

una parte de la sustancia nuclear se difunde ya sea hacia delante o hacia atrás, pudiendo así alcanzar el borde posterior del disco y aflorar bajo el ligamento longitudinal posterior (Fig.4).

A partir de la simple fisura A, en un primer momento, aún permaneciendo unida al núcleo pulposo, esta sustancia nuclear puede bloquearse debajo del ligamento longitudinal posterior (B). En este caso, todavía es factible reintegrarla en su compartimento del núcleo mediante tracciones vertebrales, pero con frecuencia hunde el ligamento longitudinal posterior (C) y puede incluso quedar libre en el interior del canal vertebral. Se trata de la hernia discal denominada como "libre" (D) migratoria.

En otros casos, queda bloqueada bajo el ligamento longitudinal posterior (E), y las fibras del anillo fibroso se cierran entonces detrás de ella, impidiéndole toda posiblidad de retorno.

Y por último, otros casos en los que tras haber alcanzdo la cara profunda del ligamento longitudinal posterior, la hernia puede deslizarse bien hacia arriba o hacia abajo (F), tratándose entonces de una hernia migratoria subligamentosa.

Cuando la hernia discal alcanza la cara profunda del ligamento longitudinal posterior, tensa sus fibras nerviosas produciendo dolor lumbar o más bien la famosa lumbalgia.

Cuando la hernia comprime el nervio raquídeo, es la causa de la radiculalgia, que dependiendo de la topografía del dolor, adquiere distintas denominaciones.  Como por ejemplo, la radiculalgia en el territorio del nervio ciático denominada "ciatalgia", (denominación/definición médica para la ciática). También se habla de lumbociática, ya que frecuentemente, al menos al inicio, el dolor radicular se acompaña de dolor lumbar.

 

Post escrito a petición de un alumno/a que le interesaba saber un poco más sobre este tema.

Espero que mis dibujos os ayuden a entender todo esto mucho mejor.

Recuerda, ¡vive el momento, respira salud!

Y cambia excusas por motivos.  

SI TE APETECE PUEDES DEJAR UN COMENTARIO, NOS GUSTA SABER QUÉ PIENSAS...

He leído y acepto la Política de privacidad

* VERIFICACIÓN DE SEGURIDAD, RESPONDE LA PREGUNTA: