Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies. ACEPTAR

EL BLOG DE TU ESTILO DE VIDA

En nuestro blog encontrarás recomendaciones, ejercicios, rutinas, novedades y mucho más para ponerte en forma cuidando tu salud

Descubre en qué consiste la dieta macrobiótica

Post de FaWellness |

imagen blog FaWellness | Descubre en qué consiste la dieta macrobiótica

La dieta macrobiótica es en realidad una filosofía de vida basada en creencias orientales que se fundamentan en que nuestra alimentación y hábitos de vida ayudan a contrarrestar los efectos nocivos que tenemos en la vida moderna. Esta dieta ofrece una alimentación orgánica y natural, que nos puede traer beneficios, pero también algunos riesgos debido a las carencias nutricionales por falta de consumo de algunos alimentos.

Una de las características de las llamadas “dietas milagro” es que aseguran basarse en un reciente descubrimiento científico o en planteamientos milenarios, así sucede con la dieta macrobiótica que muchos piensan es de origen milenario. En realidad hasta el 1961 cuando su creador, George Ohsawa, la dio a conocer e hizo la clasificación de las dietas macrobióticas en diez niveles, eliminando en cada nivel un grupo de alimentos hasta alcanzar el nivel superior en el que solo se puede comer arroz integral. Desde luego esta última está muy lejos de ser saludable...

PRINCIPIOS DE LA DIETA MACROBIÓTICA.

En definitiva, la dieta macrobiótica busca alcanzar una vida de buena calidad y longeva, gracias al consumo de alimentos naturales, integrales, locales y de temporada, cultivados por medios orgánicos y procesados lo mínimo posible.

Existen alimentos acidificantes, que son los lácteos, patatas, tomates, pimientos, berenjenas, carne roja, huevos, café, alcohol o azúcar refinado, por ello, esta dieta recomienda evitar o reducir su consumo.

Como he indicado anteriormente, la dieta macrobiótica se basa en la alimentación natural, predominando 3 grupos: entre 50-60% se basa en los cereales integrales de grano entero, en especial el arroz integral; entre el 30-40% se basa en verduras y hortalizas por su contenido en vitaminas y minerales, fibra dietética y antioxidantes; y el 8-10% basado en legumbres, que son las que aportarán las proteínas necesarias.

El principal líquido que se consume es el té bancha o verde y el agua de manantiales y pozos. El agua se consumirá antes o después de las comidas y no durante.

A continuación vemos la pirámide en la que se basa esta dieta:

Como podemos observar, dentro del consumo diario se encuentran los cereales integrales, los vegetales y los encurtidos, las legumbres y las algas, los condimentos y los aceites vegetales. Dentro del consumo semanal se encuentran las frutas de temporada, los pescados bancos y mariscos, las semillas y los frutos secos y los endulzantes. Y por último, dentro del consumo mensual se encuentran los lácteos, los huevos, las aves de corral y la carne roja.

INFLUENCIA

La comida rápida, los alimentos procesados, los fritos, las grasas saturadas, etc., producen una acidosis al organismo, dañando así nuestras células, por eso la dieta macrobiótica quiere mediante una alimentación saludable, eliminar las toxinas acumuladas. Y esta práctica nos puede traer tanto beneficios como riesgos.

BENEFICIOS

  • Alto poder antioxidante gracias a los elevados niveles de nutrientes y a los componentes biológicos activos de algunos alimentos.
  • Los condimentos naturales aportan beneficios gracias al poder antiséptico, digestivo o diurético.
  • Como el consumo de sal es limitado, el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares es menor.
  • Es rica en magnesio y manganeso, lo que significa mejora de la absorción de vitamina D y calcio y ayuda en el control metabólico de la diabetes, etc.

RIESGOS

  • Por la restricción total o parcial de productos animales como la carne o los lácteos, se pueden sufrir deficiencias vitamínicas de la B12, C, A, D y hierro.
  • La restricción de agua como bebida, puede conllevar a la deshidratación o a problemas renales.
  • No está recomendada en niño/as, embarazadas y madres lactantes.
  • Las proteínas son importantes y necesarias, y las de los alimentos vegetales no son de alto valor biológico, lo que puede producir un déficit protéico.

CONCLUSIONES

Si quieres empezar con esta dieta, primero debes informarte bien y hablar con un profesional, para que te adapte la dieta a tus necesidades nutricionales y objetivos. También es aconsejable llevar control médico mientras se realiza esta dieta para que nos ayude a prevenir cualquier carencia. 

Como curiosidad en 2017 en el diario "El País" se publicó un artículo muy interesante al respecto si queréis leerlo podéis pinchar AQUÍ.

Puedes ver nuestro vídeo completo aquí abajo o en nuestro CANAL DE YOUTUBE, suscríbete y así serás el primero-a en enterarte de todas nuestra novedades.

Y recuerda, si quieres bajar de peso o quieres iniciar una dieta, sea la que sea, SIEMPRE has de consultar con un PROFESIONAL, las pautas o dietas de una persona no sirven para otra.

En FaWellness somos nutricionistas, te ayudamos a alcanzar tus metas y mejorar tu salud.

QUIERO BAJAR DE PESO

SI TE APETECE PUEDES DEJAR UN COMENTARIO, NOS GUSTA SABER QUÉ PIENSAS...

He leído y acepto la Política de privacidad

* VERIFICACIÓN DE SEGURIDAD, RESPONDE LA PREGUNTA: