Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies. ACEPTAR

EL BLOG DE TU ESTILO DE VIDA

En nuestro blog encontrarás recomendaciones, ejercicios, rutinas, novedades y mucho más para ponerte en forma cuidando tu salud

Hoy nuestra nutricionista ha preparado un arroz cremoso con verduras y pollo, saludable y delicioso.

Post de FaWellness |

imagen blog FaWellness | Hoy nuestra nutricionista ha preparado un arroz cremoso con verduras y pollo, saludable y delicioso.

Vamos a hacer un arroz cremos con verduras y pollo al estilo Faw.

¿QUÉ NECESITAMOS?

  • 100g guisantes.
  • 3 zanahorias.
  • 1 zebolla.
  • Perejil al gusto.
  • 6 muslitos de pollo.
  • 3 cucharadas de cúrcuma.
  • 500ml Caldo de pollo casero.
  • 4 vasos de agua.
  • 20ml de aceite de oliva.
  • 2 vasos de arroz.

¿CÓMO LO PREPARAMOS?

  1. Para el caldo casero de pollo, cueces en un cazo de agua con un poco de aceite de oliva y sal los muslitos de pollo. Una vez cocidos, separas el agua y lo reservas para este arroz.
  2. En una cazuela, con un chorrito de aceite, ponemos la cebolla y la zanahoria a pochar.
  3. Cuando estén un poco dorados, añadimos los muslitos de pollo (lavados previamente) y dejamos que se cocinen un poco.
  4. Pasados 5 minutos, añadimos los guisantes, el arroz y le vamos dando vueltas para que no se pegue. Mientras, calentamos el agua.
  5. Una vez hemos calentado el agua, se lo vamos añadiendo poco a poco hasta que cubra todos los ingredientes. Volvemos a remover.
  6. Le añadimos la cúrcuma y el perejil y dejamos que hierva.
  7. Cuando haya comenzado a hervir, reducimos el fuego al 2-3 y dejamos que se cocine a fuego lento.
  8. De vez en cuando removemos y cuando hayamos visto que se ha evaporado el agua, apagamos el fuego.
  9. Lo probamos, y si vemos que está a nuestro gusto, retiramos del fuego y ¡a disfrutar!

BENEFICIOS DE ESTA RECETA

Esta receta tiene multitud de beneficios entre otros que se trata de un plato que puede incluirse en la mayoría de las dietas. Si tienes dudas consúltanos nuestra nutricionista te responderá.

El arroz es una gran fuente de energía

Alto contenido en hidratos de carbono con alto valor nutritivo. El arroz blanco y el arroz integral contienen un valor nutricional único, alto contenido en minerales como el calcio y el hierro, rico en vitaminas como la niacina, la vitamina D, la tiamina y la riboflavina. Contiene cantidades muy bajas de grasas saturadas y colesterol, por lo que es un alimento saludable para el corazón. Además, el arroz integral es una fantástica fuente de fibra por lo que mejora la digestión.

El arroz es muy nutritivo

El hummus contiene altas dosis de minerales como el hierro, fósforo, potasio, calcio y magnesio, también vitaminas como la B, niacina, ácido fólico, tiamina y riboflavina, muy beneficiosas para cuidar de nuestros órganos, de nuestro sistema nervioso y de nuestros músculos. Y para ayudarnos cuando estamos bajo estrés o nerviosos. Y gracias al aguacate también vitaminas K, C, B5, B6 y E.
También ayuda a eliminar el ácido úrico y está recomendado en dietas por hipertensión arterial, el aguacate contiene un 14% de potasio.  
Contiene gran cantidad de ácido fólico, beneficioso en embarazadas para ellas y para el feto, y su retinol mejora los tejidos y los hace más elásticos.
Asimismo contiene hierro nos ayuda a aumentar la energía por ejemplo para hacer ejercicio ;).

El arroz controla la presión arterial

Es bajo en sodio por lo que ayuda a controlar la presión arterial.

El arroz es apto para celiacos

No contiene gluten.

El pollo aumenta los niveles de serotonina

Aumenta los niveles de serotonina en el cerebro, mejorando nuestro estado de ánimo.

Las proteínas del pollo mejoran la densidad ósea

Además de sus proteínas es rico en fósforo fundamental para nuestros huesos, dientes, riñones e hígado.

El pollo mejora nuestra salud visual

Gracias a alta cantidad de retinol, alfa y betacaroteno, licopeno y, todos los derivados de la vitamina A que contiene y que son que son esenciales para nuestra visión.

Los guisantes reducen el colesterol y el azúcar en sangre 

Al ser ricos en azúcares solubles.

Los guisantes mejoran nuestro cabello, piel y uñas

Además de ser beneficiosos para los tejidos celulares del sistema neuronal.

Los guisantes ricos en hierro

100g de guisante cubren el 10% de las necesidades de hierro en las mujeres y la sexta parte en los hombres.

Los guisantes un alimento ideal para diabéticos

Gracias a su contenido en pectinas, fibra soluble que hace que se reduzca el ritmo de la digestión y favorezca la absorción gradual de la glucosa.

La zanahoria estimula el apetito

Sus aromas nos abren el apetito.

La zanahoria calma las molestias gástricas

Su alto contenido en fibra ayuda a prevenir el estreñimiento, pero lo más importante es su capacidad para calmar las molestias gástricas y reducir el exceso de acidez ya que cuenta con sales minerales como el sodio, cloro, potasio y vitaminas del complejo B.

La zanahoria es un vigorizante para la mente

 Rica en potasio y fósforo que vigorizan las mentes cansadas además de restaurar los nervios.

La zanahoria también fortalece uñas y cabello

Son ricas en betacaroteno, también llamado provitamina A, que nuestro organismo se transforma en retinol o Vitamina A, que repara las células dañadas por los efectos ambientales.

El betacaroteno de la zanahoria ideal para embarazadas

El betacaroteno y la vitamina A mejoran la calidad de la leche materna.

La cebolla alimento ligero

Contiene gran cantidad de agua, ni más ni menos que un 89%.

La cebolla es rica en vitaminas y minerales

Vitamina C (9 mg/100 g), potasio (300 mg), calcio (32 mg) y fósforo (44 mg), un alto porcentaje de oligoelementos cromo y pequeñas cantidades de azufre, bromo, cobalto, cobre, magnesio, silicio y cinc. Por todo ello es diurética y antidiabética (el cromo estimula el páncreas).

La cebolla cardiosaludable

Debido a sus componentes azufrados previene la agregación plaquetaria y la formación de trombos, así como el colesterol y los triglicéridos altos.

La cebolla antioxidante, antiinflamatoria y anticancerígena

Muy rica en fitoquímicos, entre ellos el flavonoide quercetina, el antioxidante más potente que la vitamina E, tiene propiedades antiinflamatorias, antialérgicas y protectoras frente al cáncer, especialmente de mama, colon y próstata; además, puede ayudar a reducir los síntomas de fatiga, ansiedad y depresión.

Es increíble la cantidad de beneficios de esta receta ¿verdad?

Coméntanos si te ha gustado, o etiquétanos si la publicas en tus redes.
Y si queréis más recetas sencillas y saludables solo tenéis que decírnoslo abajo en los comentarios.

¡Vive el momento, respira salud!

SI TE APETECE PUEDES DEJAR UN COMENTARIO, NOS GUSTA SABER QUÉ PIENSAS...

He leído y acepto la Política de privacidad

* VERIFICACIÓN DE SEGURIDAD, RESPONDE LA PREGUNTA: