Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies. ACEPTAR

EL BLOG DE TU ESTILO DE VIDA

En nuestro blog encontrarás recomendaciones, ejercicios, rutinas, novedades y mucho más para ponerte en forma cuidando tu salud

EXCESO DE PROTEÍNAS ¿Realmente necesitas tomar tanta?

Post de FaWellness |

imagen blog FaWellness | EXCESO DE PROTEÍNAS ¿Realmente necesitas tomar tanta?

 

Es importante controlar el consumo de proteínas. Está muy de moda eso de tomar suplementación proteíca por sus supuestos maravillosos beneficios, y ¡cuidado!, no estamos negando que las proteínas no sean necesarias, ni mucho menos, al final cada cuerpo es un mundo. Simplemente recomendamos el control o uso controlado de estas, debido a las repercusiones que pueden tener en nuestro organismo.

Las necesidades van a depender siempre de cada persona y sobretodo del objetivo que busque físicamente hablando, pero hay que tener los siguientes puntos en cuenta:

-       Aunque el cuerpo humano dispone de eficientes sistemas de eliminación, el exceso de este macronutriente supone cierto grado de intoxicación para nuestro organismo.

-       Esto es debido a que las proteínas que el organismo no necesita para realizar las funciones específicas, son utilizadas para producir energía, dejando residuos metabólicos como el amoniaco, acelerando la destrucción de los tejidos.

-       El amoníaco es transformado en urea en el hígado, que lo expulsa por la orina, y si el riñón no filtra toda la urea formada, se acumula en la sangre dando lugar a un estado urémico.

 

-       Las personas que consumen mucha carne pueden sufrir algunos síntomas característicos del aumento de amoníaco: jaquecas, irritabilidad, mala concentración, náuseas, diarrea, confusión, etc.

-       El exceso de proteínas se ha asociado a enfermedades del riñón, por su mayor exigencia en eliminar más nitrógeno y riesgo de cálculos renales por mayor eliminación de calcio.

-       En poblaciones donde se come carne de forma regular, hay mayor incidencia de osteoporosis, fracturas de cadera y cáncer de colon.

-       Las proteínas animales, además, tienen la compañía de las grasas, mayormente saturadas, lo que puede provocar enfermedades cardiovasculares.

-       Otras consecuencias negativas:

  • Sobrecarga de trabajo al hígado y riñones
  • Formación de ácido en el estómago
  • Aumento de calor corporal
  • Estreñimiento
  • Fatiga
  • Cansancio
  • Posibles enfermedades en arterias y articulaciones
  • Deshidratación
  • Etc.

Proteínas si, ¡Pero cuidado!

Cambiemos excusas por motivos y recuerda:

Vive el momento, Respira salud.

SI TE APETECE PUEDES DEJAR UN COMENTARIO, NOS GUSTA SABER QUÉ PIENSAS...

He leído y acepto la Política de privacidad

* VERIFICACIÓN DE SEGURIDAD, RESPONDE LA PREGUNTA: