Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies. ACEPTAR

EL BLOG DE TU ESTILO DE VIDA

En nuestro blog encontrarás recomendaciones, ejercicios, rutinas, novedades y mucho más para ponerte en forma cuidando tu salud

LO QUE LE SUCEDE A TU CUERPO Y A TU SALUD CUANDO DEJAS DE ENTRENAR

Post de FaWellness |

imagen blog FaWellness | LO QUE LE SUCEDE A TU CUERPO Y A TU SALUD CUANDO DEJAS DE ENTRENAR

En este post no me andaré con muchos rodeos, intentaré explicarlo de la forma más sencilla que pueda para daros una visión general. Tal y como la ciencia viene explicando, el movimiento como tal es una necesidad fisiológica, así que vamos allá.

Puede que por un cambio de vida, un viaje, una lesión o simplemente un día porque si, dejes de realizar ejercicio, dices que se acabó el ejercicio y aunque tu cuerpo proteste, tú decides invertir tu tiempo en otras cosas no dándole importancia a cómo esta simple decisión afecta a tu cuerpo, más bien a tu salud, ya no solo por la pérdida de fuerza, sino por la pérdida de masa muscular o ganancia de peso graso también.

Y es que abandonar tu entrenamiento, rendirte ante la pereza y dejar de lado el ejercicio físico no sólo significa remar a favor de enfermedades cardiovasculares y un sinfín de patologías crónicas y trastornos metabólicos, es que a partir de 8 semanas del abandono, la pérdida de la fuerza muscular se encuentra entre un 6 y un 13%. Imagínate qué pasa si llevas toda la vida siendo sedentario.

Pero si eres de los que se mantiene activo/a o de vez en cuando realiza algún tipo de actividad, esto es lo que sucede cuando paras de invertir tiempo de calidad:

En una semana de descanso: Partiendo de que vienes de entrenar con regularidad, en esta semana tu cuerpo se beneficiará de tener un par de días libres para aprovechar para recuperarse y poder reparar las fibras musculares dañadas en el entrenamiento. Pasada una semana no te preocupes, seguirás encontrándote bien, pero la diferencia es que tus músculos ya estarán empezando a debilitarse y es aquí donde comienzas a retener más líquido de lo normal, pero como he dicho antes no te preocupes mucho por esto, si vuelves cuanto antes a tus entrenamientos, no habrás perdido mucho. 

Entre 14 y 15 días sin practicar deporte o entrenar: Aquí sí que tu forma física comienza a disminuir de un modo mucho más evidente y te darás cuenta en seguida de que uno de los principales bajones que puedes notar es la de tu resistencia cardiovascular. Ten cuidado si te encuentras en esta fase, ya que la mentalidad es la de regresar dándolo todo como antes de parar, pero si te detienes un minuto te darás cuenta de que esfuerzos que antes podías trabajar en una zona cómoda, ahora te están haciendo resoplar. Controla las intensidades. 

Comienza el peligro serio con un mes sin hacer ejercicio, deporte, sin entrenarte o moverte: Comienzas a perder masa muscular y la resistencia que habías comenzado a ganar en las semanas anteriores, te comienzas a ver un poco más fofisano, es decir, comienzas a notar que tu cuerpo comienza a ganar grasa y esto se debe a que, como ya te habrás dado cuenta, te estás moviendo mucho menos, tus músculos se están debilitando y  por consiguiente, tu cuerpo consume mucha menos energía; y algo curioso que casi nadie suele percibir es que por esta inactividad comienzas a estar más estresado y es probable que estés hasta durmiendo peor.  

Felicidades, con varios meses sin entrenamiento, practicar deporte o moverte en condiciones, ya tienes un pie dentro de la vida sedentaria comenzando a afectar a tu metabolismo, y no sólo quemando/utilizando menos calorías, también la pereza comienza a ganar terreno y te puedes comenzar a sentir más fatigado durante todo el día. Tu corazón estará trabajando más fuerte en cada latido y ya tus pulmones no captarán tanto oxígeno como lo hacían antes. ¡Curioso que entre menos te mueves, más débil, cansado y perezoso estás! Así que ya ves, cambia excusas por motivos porque entre mejor entrenes, con más energía y menos cansado estarás.

Enhorabuena, al año ya eres todo un sedentario (con todo lo que ello implica). Aquí ya eres todo un profesional del sedentarismo. Tú y tu salud ya lo perciben, aumento considerable del porcentaje de grasa corporal, pérdida considerable de masa muscular, metabolismo más lento, sentirte más cansado y con menos resistencia y mucha más pereza… así corres más peligros y riesgos de llegar a padecer enfermedades con tu presión arterial, colesterol, diabetes, insomnio y depresión, entre otras enfermedades...

¿De verdad prefieres depender de 10 pastillas diarias a realizar 2-3 horas de ejercicio a la semana para tener un cuerpo tonificado fuerte, ágil y saludable?

 

Recuerda, nosotros te ayudamos, te motivamos y te acompañamos cada día de la semana. Nunca te sentirás solo, siempre existen alternativas.

Siéntete mejor, consigue objetivos, te ayudamos a cambiar las excusas por motivos.

Recuerda, vive el momento, Respira salud.

SI TE APETECE PUEDES DEJAR UN COMENTARIO, NOS GUSTA SABER QUÉ PIENSAS...

He leído y acepto la Política de privacidad

* VERIFICACIÓN DE SEGURIDAD, RESPONDE LA PREGUNTA: